martes, 22 de febrero de 2011

Experimento: endurecer y ablandar el cobre

Fuente: “Ilustrated Science Experiments for Children”. Robert Brown. Tab Books Inc. — Blue Ridge Summit. 1987.

SE NECESITA: Cable largo de cobre, martillo, metal duro para golpear encima, lámpara de alcohol o de gas.
HACER ESTO: Aplanar un trozo de cobre con el martillo. Quedará más duro donde se golpee. Así se trabaja en frío el metal. Calentarlo, enfriar despacio y se volverá blando otra vez. A esto se llama templar el metal.
POR QUÉ: El cobre está hecho de gránulos o cristales con imperfecciones que se llaman dislocaciones. Estas pueden esparcirse cuando el metal se dobla o ser obligadas a esparcirse al martillear. El metal está suave”. Pero cuando el metal se dobla o se trabaja continuadamente, llega un punto en que las dislocaciones se resisten a moverse más. Aumenta la fuerza necesaria para doblar el metal. Decimos que está “duro”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradece cualquier comentario sobre este artículo o el blog en general, siempre que no contenga términos inapropiados, en cuyo caso, será eliminado...