viernes, 18 de febrero de 2011

Experimento: huevo que flota

Fuente: “Ilustrated Science Experiments for Children”. Robert Brown. Tab Books Inc. — Blue Ridge Summit. 1987.

SE NECESITA: Dos frascos de boca ancha, agua, sal, un huevo.
HACER ESTO: Llenar un frasco con agua hasta la mitad y añadir sal hasta que no se disuelva más. Dejar caer el huevo en el agua salada y flotará, Añadir más agua sobre el huevo hasta llenar el frasco. El huevo seguirá flotando sobre el agua salada, bajo el agua sin sal añadida.
POR QUÉ: Según el principio de Arquímedes, un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido es empujado hacia arriba con una fuerza igual al peso del volumen que desplaza. El agua salada es más pesada que el huevo, por eso el huevo flota sobre ella. Pero el huevo es más pesado que el agua sin sal y, por tanto, sobre ésta no flota. Si se deja reposar el frasco, quedará entre los dos líquidos durante varios días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradece cualquier comentario sobre este artículo o el blog en general, siempre que no contenga términos inapropiados, en cuyo caso, será eliminado...