lunes, 21 de febrero de 2011

Experimento: agua que fluye de la vasija

Fuente: “Ilustrated Science Experiments for Children”. Robert Brown. Tab Books Inc. — Blue Ridge Summit. 1987.

SE NECESITA: Una vasija de cinco litros, un reloj con segundero, agua.
HACER ESTO: Llenar la vasija de agua hasta la mitad. Poner una mano sobre el cuello y volcar sobre el fregadero. Sacar la mano rápidamente y ver cuánto tarda en salir el agua.
Llenar igualmente la vasija (marcar el punto con un lápiz graso o con cinta adhesiva) y esta vez dejar que el agua fluya antes de sacar la mano. Tardará más en salir.
POR QUÉ: Cuando el agua sale haciendo remolinos su rotación “alimenta” la energía del flujo de agua y gira más deprisa, saliendo a borbotones, hasta que el rozamiento produce un equilibrio. El agua intenta mantener su velocidad de rotación al llegar a la parte estrecha de la vasija, así que allí gira más deprisa, pero su fuerza centrífuga incrementada tiende a retenerla en la parte de mayor diámetro. Si la rotación fuese lo suficientemente rápida, toda el agua quedaría retenida en la parte ancha y no saldría nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradece cualquier comentario sobre este artículo o el blog en general, siempre que no contenga términos inapropiados, en cuyo caso, será eliminado...