jueves, 5 de mayo de 2011

Experimento: espejo cóncavo

Fuente: “Ilustrated Science Experiments for Children”. Robert Brown. Tab Books Inc. — Blue Ridge Summit. 1987.

SE NECESITA: Un espejo cóncavo (de aumento), papel carbón, cartulina.
HACER ESTO: Fijar un trozo de papel carbón a la cartulina de manera que no se mueva. Con el espejo, centrar los rayos del sol en él, de modo que se forme una pequeña imagen del sol. El calor fundirá el carbón.
POR QUÉ: Los espejos cóncavos se comportan como lupas y se usan en los grandes telescopios. Los rayos de luz que inciden sobre ellos se reflejan, como muestra el dibujo, produciendo una mancha caliente. El área de la mancha de luz es mucho menor que el área del espejo, pero esa pequeña área recibe casi todo el calor de toda la superficie del espejo.
votar

2 comentarios:

  1. Este experimento me parece muy bueno, interesante, divertido y apropiado para niños esta pagina la consultare por si me vuelven a dejar de tarea llevar un experimento para hacerlo junto mis compañeros.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, de verdad, por tu comentario. Eso me compromete a seguir poniendo más material que pueda servir a mis lectores, como tú. Un abrazo... :)

    ResponderEliminar

Se agradece cualquier comentario sobre este artículo o el blog en general, siempre que no contenga términos inapropiados, en cuyo caso, será eliminado...